Cuero

La piel curtida manualmente atraviesa procesos de tanería vegetal. Todo el proceso -corte, repujado y terminación- es hecho a mano a excepción de sus costuras a máquina. Los motivos rescatan la flora local las guardas y tramas antiguas. Estos son martillados con precisión, excepción de sus costuras a máquina. Los motivos rescatan la flora local, las guardas y tramas antiguas. Estos son martillados con precisión, fuerza y ritmo continuo. Con cada uso, el cuero se ablanda, cambia de color y textura. Cuanto más uses el cuero repujado más te va a gustar.